jueves, 6 de junio de 2013

E... de Etiopía-España. AZ de la maternidad.

"Primero su magia nos entró por los ojos
después vino su sabor, a tierra verde y especias,
y su olor a risas luminosas que no cesan
Todo se remezcló en las entrañas
Y llegó para quedarse siempre
en forma de diminutos seres de pelo esponjoso y alegría forever"


Antes de que Etiopía entrara en nuestras vidas allá por 2007, poco sabíamos de este gran país lleno de gente inmensa. Aparte de la hambruna terrible que asoló la zona en los 80 y de la canción We are the world, que Michael Jackson y Lionel Richie escribieron para recaudar fondos para la causa, poco más sabíamos Marío y yo acerca de esta zona del Cuerno de África.

Cuando empezamos a valorar en serio la idea de adoptar, comenzamos a informarnos por todos los medios a nuestro alcance y cayó en nuestras manos el documental Hijos del corazón. Allí se contaban historias reales de varias adopciones, entre ellas las de dos hermanos etíopes adoptados por una pareja catalana. Hablaban del carácter etíope, con ese orgullo patrio que les caracteriza. De su alegría, con esa forma de sonreír con la boca y con los ojos. Y poco a poco, Etiopía empezó a calarnos y a mostrarse como una de las candidatas con más posibilidades en nuestra lista.

Seguimos leyendo libros, buscando por Internet. Antes de elegir un país para adoptar debes comprobar primero que cumples los requisitos que dicho país impone a las familias adoptivas. Eso ya eliminó de la lista algunos. Después, lo más importante es que sientas algún tipo de vinculación con ese país. Va a ser el país de tu hijo y como tal, debes tener algo de afinidad con él porque es importante que tu hijo se sienta orgulloso de su país de origen, como un paso más en la formación de su identidad. Puede parecer una tontería pero, si no eres capaz de sentir un poco de cariño por su lugar de origen, va a ser difícil que puedas enseñar a tu hijo a quererlo.

Después de mucho mirar, investigar, visitar varias ECAIs (agencias de intermediación en la adopción), teníamos dos opciones que nos llamaban fuertemente: Colombia y Etiopía. Colombia finalmente fue descartada por dos motivos: el tiempo de espera que era enorme entonces y eterno ahora y la impresión que nos causó la ECAI que visitamos. Aparte que Etiopía nos llamaba con mucha fuerza. Parecía que el hilo rojo nos unía de alguna manera a ese país. Como así fue.

Y ahora en mi casa somos de dos países. Somos españoles por supuesto. Con un trozo de alma etíope y la piel negra por dentro (una que yo me sé también por fuera).

Por eso en mi casa, cuando salen los abanderados olímpicos, nos emocionamos el doble. Cuando se celebra la Copa Mundial de Fútbol vamos con dos equipos. Tenemos dos banderas. Dos naciones sin tener doble nacionalidad. Y dos patrias a las que echar de menos. Y todo gracias a la maternidad/paternidad. Por eso lo he querido traer aquí, a este diccionario especial.

32 comentarios:

  1. Bego, no dejás de emocionarme con tus entradas... me caló muy profundo... comparto la idea de que tenés que amar su país para que ella también aprenda a amarlo porque es una parte fundamental de su identidad. Me emociona tu forma de ver y hacer las cosas. Sos una dulce.
    En casa es distinto, somos los tres argentinos. Pero yo tengo sangre tana y él catalana... así que Italia y España hicieron un triángulo con argentina y Muriel es un poco de los tres!!!

    Un besazo enorme y un abrazo fuerte!!!

    Muriel y yo, U de utopía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué triángulo más chulo el tuyo ;-)

      Me ha encantado tu comentario. No he podido comentar hasta hoy y tengo un retraso importante, pero cuando lo vi me emocioné.

      ¡Mil gracias guapa!

      Un besazo

      Eliminar
  2. Aprovecho que está Muriel arriba para decirte lo mismo que a ella... es empezar a leerte y me dan escalofríos de pura emoción, Bego. Tu sensibilidad, tu intensidad... ese alma que tienes. UF. Te admiro una barbaridad, niña.

    Creo que en alguna ocasión te he dicho que la adopción está en mi cabeza desde siempre... pero no sé por qué algo me detiene, un miedo a no estar a la altura... y porque de momento ese hilo rojo se me escapa, aunque pensé que lo había hallado en La India. Me haces pensar mucho, mucho, mucho... Tenemos que hablar un día larga y tendidamente sobre esto, por favor.

    Un besazo. Y GRACIAS de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me emocioné con Pao, contigo ya ni te cuento... no sé si merezco tantos piropos y cosas bonitas ;-) Yo sí que te admiro.

      Y claro que tenemos que hablar, de esto y de muchas cosas.

      GRACIAS a ti por estar ahí y estar así, de esta manera.

      Un beso grande

      Eliminar
  3. ¿Se puede repetir palabra no?...
    No sabes lo que me cala cada palabra de tu entrada, reconozco en ella muchos de mis pasos.
    Una vez escuche en un documental algo así como que "si Dios existiera hubiese elegido Etiopía para vivir"... A mi se me saltan las lágrimas cada vez que veo imágenes del país, siento una especie de vacío dentro que me deja sin aire, una nostalgia increible por el olor, el color, la gente... Siempre pienso en volver a nuestro otro país. A veces, pongo vídeos en ytube para escuchar la musicalidad del amárico, me resulta sobrecogedor escucharlo.

    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonita frase Cristina la del documental, tú además tuviste la gran suerte de ir antes del encuentro con tu hijo y de viajar por todo el país así que entiendo tu morriña. Yo lo tengo pendiente, en unos años volveremos seguro. Yo pongo también música de alli, me gusta que mi hija la escuche. El amárico es un idioma precioso, incomprensible para mí, pero precioso.

      Y yo creo que sí se puede repetir, creo que sólo repetiríamos tú y yo ;-)

      Un beso

      Eliminar
  4. Al igual que las demás, cada vez que te leo me emociono tanto..porque es que escribes con el alma!
    Mis abuelas eran Eritreas (antes Etiopía), así que yo soy Eritrea y comparto tu amor por esa tierra, por mi gente y por la cultura que es tan rica y emocionante. Un día de estos subiré el post del primer año de mi rayito, que para su primer cumpleaños le hicimos un rito eritreo que también se hace en Etiopía, Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sorpresón! De Eritrea, emocionada estoy. Sé que ha habido muchos conflictos entre eritreos y etíopes, la guerra y todo lo demás, no los conozco en profundidad. En cualquier caso, adoro todo lo que tenga que ver con aquel confin del mundo y respeto mucho a la gente que tiene que ver algo con la antigua Abisinia. Me alegro mucho de conocer a alguien de por alli y por favor, estoy deseando ver ese rito eritreo, me muero de ganas.

      Muchísimas gracias por contarme esto y por decirme eso de que escribo con el alma, precioso.

      Un beso

      Eliminar
  5. Aún tengo la carne de gallina... Me has emocionado muchísimo.. y que sepas que Etiopía ha ganado otra forofa para el mundial. Hay veces que inexplicablemente sentimos lazos muy estrechos con algún país, o alguna ciudad, y yo creo firmemente, que es por alguna razón, que desconocemos pero que está ahí...

    Un besazo, y enhorabuena por la entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué bien, otra forofa de los etíopes. En Valencia, por cierto, hay muchas familias con niños etíopes. El presidente de la ONG Abay de la que ya he hablado por aquí es valenciano.

      Muchísimas gracias por todo

      Un besazo àra ti también

      Eliminar
  6. Vas a conseguir que todos seamos un poco etíopes también. Qué grande Bego! Tengo unos amiguetes en proceso de adopción y han elegido Rusia para ir en busca de su hija. Yo creo que ya tienen el asunto bastante avanzado que si no les mandaba a veros para que tengan un hijo etíope,jaja.

    Un abriiizo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;-) Seguro que tu amigos acabarán amando Rusia como yo Etiopía. Espero que les vaya fenomenal y que pronto puedan abrazar a su niña.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Que bonito lo has contado....enhorabuena por esa gran familia que tienes. Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo como el muy tengo una compañera de trabajo que ha adoptado a Sveta, y otros amigos que adoptaron a Gérard.
    La pasión y ver el brillo en los ojos de estas parejas en cada paso que fueron dando te hace sentir emoción y alegría.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces conoces de cerca lo que significa ser madre o padre adoptivo, seguro que entiendes muchas de las cosas que digo por aquí. ¡Me alegro!

      Un saludo Moi y gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar
  9. Qué bonito y que cierto lo que escribes. Mi marido es ecuatoriano y mis hijos asturandinos por los cuatro costados...Y aunque han nacido y se crían aquí no dejamos de hablarles de toda la familia de allá y de visitarles cuando podemos. Lo cierto es que incluso utilizamos palabras quechua en el día a día como parte de su educación e identidad. Su hermana es la "ñaña" y sus primos sus "ñaños", los pies son las "pecuecas" y cuando está desnudito x casa en realidad va "yuchitico". Mi hijo tan pronto maneja como conduce su coche o carro mientras bebe un jugo o zumo. Y así será siempre... Precioso tu post, no dejo de sentirme un poco identificada pero con mi E de Ecuador jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué palabras más chulas, yuchitico me encanta, jejeje. Tenemos en común el sentimiento hacia dos países y la E ;-)

      Qué bien, muchas gracias por contarme tu experiencia.

      Un beso

      Eliminar
  10. Precioso lo que has escrito, y la frase "Dos banderas. Dos naciones sin tener doble nacionalidad. Y dos patrias a las que echar de menos" me parece hermosísima! Un beso:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, me alegro de que te haya gustado ;-)

      Un beso

      Eliminar
  11. Bego, has hecho que me guste cada vez más la letra E :) Es súper importante sentirnos orgullosas del país de nuestros hijos, y eso que mi hijo no es adoptado. De eso me di cuenta desde que me convertí en mamá. Mínimo le tengo que tener cariño a su país tanto como al mío, y aprender de su historia, geografía, etc.
    Por otro lado, te cuento que Colombia ya no permite la adopción por parte de extranjeros, porque hay demasiadas familias colombianas en lista de espera y son prioridad.
    Nuevamente, muy lindo tu post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy importante poder inculcarles amor y respeto a su país de origen.

      Sé lo de Colombia, aunque en el momento que yo iba a adoptar, se podía, lo acaban de cerrar ahora. De todas formas, tengo unos amigos esperando adoptar allí desde hace seis años y nada, no les llegan a asignar. Es una pena. Así hay muchas familias y mientras tanto, hay muchos niños sin hogar.

      Muchas gracias por leerme y comentar.

      Un beso

      Eliminar
  12. Casualmente estos dos lugares que han marcado para siempre tu vida comienzan con la letra E. Hay ciertos sitios que no sabemos porqué nos llaman la atención desde un primer momento y es que allí siempre habrá algo que buscar, que encontrar o radicar allí. El destino te dio dos países a los cuales amar, uno muy distinto del otro, pero así tenía que ser. Me ha encantado tu historia, muy admirable. Feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es como tú dices, que tenía que ser así, sin saber muy bien la razón ;-)

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un beso

      Eliminar
  13. Me ha encantado tu post, como todos los demás. Consigues transmitir tus sentiemientos y tu experiencia.


    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángeles. Me alegra escuchar lo que dices.

      Un beso

      Eliminar
  14. Hola Bego q emocionante historia y tan bellamente narrada... se nota que derramas miel por tu pequeño.
    yo x ejemplo no pienso tener mas hijos... pero si algun dia digamos cuando mi Nico tenga unos 7 u 8 años me entra el gusanito... me gustaria muchisimo adoptar una nena... y no se talvez preferiria adoptar en mi país aunq se q tbn es muy dificil el proceso... pero en México hay tanta pobreza y tanta necesidad que no me iria muy lejos y lo intentaria aqui mismo...
    el video muy lindo..!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tania, también por el retuit que me hiciste ;-)

      En México no podemos adoptar los españoles, en teoría se puede, pero no en la práctica. Pero supongo que sí pueden los mexicanos aunque vivan fuera. A mí Mexico también me gustaba para adoptar, es un país que también me atrae muchísimo.

      Eso sí, no se puede elegir sexo, tampoco al adoptar ;-)

      Un besazo

      Eliminar
  15. precioso... no hay palabras suficientes para explicar lo que he sentido leyendo tu aportación... feliz día y siento el retraso en pasar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo siento el retraso en responder a todos vosotros, me ha sido imposible hacerlo antes. Tampoco me he podido pasar por todos los blogs del carnaval, y eso que hasta ahora lo había hecho. La vida 1.0 me ha reclamado.

      Mucahs gracias, me alegra mucho saber que te ha gustado tanto.

      Un beso

      Eliminar
  16. Bego, precioso, me ha encantado. Me gusta como describes el amor que os inspiró Etiopía. Y ese amor que transmitís a tu hija, por supuesto. Se me han puesto los pelos de punta al leerte.

    Y perdona por tardar tanto en pasarme, ando liadísima. Besotes

    ResponderEliminar
  17. Siempre he pensado que había que ser valiente para adoptar a un bebé de otra raza... siempre los inevitables comentarios y miradas (aunque pienso que solo deberian haber miradas de respeto y admiración). Ahora pienso que ademas de ser valiente, se necesita ser inteligente como demuestras ser tú, por no alejar a tu hijo de su cultura, incluso acercarte tú a ella. Totalmente digno de admiración.
    Un besote

    ResponderEliminar

Me encanta que leas mi blog y si encima vas y me dejas un pequeño comentario me haces la mar de feliz ¡Mil gracias!