domingo, 19 de mayo de 2013

Los pájaros que eran aviones (Reto 150 palabras: Nido, colegio, extraño)


Cada primavera una pareja de pájaros construye su nido en la ventana del cuarto de papá y mamá. A ella le parece muy extraño que mi padre diga que no son gorriones, sino aviones comunes. En cambio yo creo que es un nombre muy chulo para un pájaro. Es como llamar barco a un pez. Si algún día descubro una nueva especie de peces la llamaré así.

En el colegio no se creen que tengamos pájaros viviendo en casa ni que de vez en cuando les dejamos entrar y jugamos con ellos. Y tienen razón porque esto último no es verdad. Me lo invento porque me gustaría mucho que lo fuera. Además, es la única forma de que los niños me hagan caso y dejen de fijarse en mis gafas y mis brackets. Menos mal que se creen algunas mentiras y a veces me dejan jugar con ellos al fútbol.


25 comentarios:

  1. bonito cuento... me ha gustado lo de los nombres.. feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te guste. Un saludo.

      Eliminar
  2. Estaría genial que todo lo que nos inventamos pudiese ser verdad ¿no? La imaginación no tiene límites.
    Buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, molaría. De momento, lo que nos inventamos es "verdad" en lo que escribimos. Con eso me doy con un canto en los diente ;-) muchas gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  3. Qué capacidad tenéis algunas para meteros en el alma de un niño... Me da una envidia... ¿Por qué a mí no me sale? Creo que estoy empezando a pillarme una minidepre existencial ;)

    Qué bonito... y oye, me he sentido identificada con la nena O_o ¿Te lo puedes creer? Alucino...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que a ti no te sale? no me lo creo ... yo estoy alucinado con tu historia del tigre y el dragón ;-) nada de depres, ni minis ni maxis, ¿eh? :-))

      Muchas gracias por tu visita y tus bonitas palabras. Y que ya me digas que te sientes identificada, me mata :)

      Eliminar
  4. Y dejen de fijarse en mis gafas... llittle Ana lleva gafas y me asombra lo bien que se adaptan los niños a estas circunstancias "distintas" a las del resto de niños.

    Gran relato Bego, see you!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se adaptan y otras no tanto, depende de cómo les traten el resto de niños. Desgraciadamente ser diferente suele ir en tu contra :( yo tengo debilidad por los niños con gafas, mi ahijado lleva y es un amor.

      Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar :)

      Eliminar
  5. Hay pobre, que mal que se sienta desplazado :-(
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerlo y comentar

      Feliz semana a ti también

      Eliminar
  6. Hola!! Menuda inauguración en las #150palabras!! Me ha encantado, desviar la atención de lo que hace sentir mal es de niños muy listos!!
    El primer párrafo me ha encantado, pio pio!

    ResponderEliminar
  7. Y por cierto, no te conocía, pero lo que estoy curioseando, me gusta. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Es todo un honor que me digas eso. Llevo poco tiempo en madresfera y twitter aunque retomé el mundo bloguero hace seis meses, por eso no me conocías. Me alegra que te guste el cuentito. A mí me ha encantado participar.

      Muchas gracias de nuevo

      Eliminar
  8. ¡Qué chulada! Me encanta porque es como si lo hubiese escrito un niño de verdad... Dicen que eso sólo se consigue cuando se está todavía conectado al niño que uno fue...

    Enhorabuena, Bego!!!! Por tu alma de niña y tu pluma. ¡Me encantan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hija, qué cosas me dices tan bonitas, entre Nieves y tú me tenéis colorada todo el día ;-) Nunca había pensado en eso que dices...de seguir conectada a la niña que fui...es muy bonito. ¡Mil gracias guapa!

      Eliminar
  9. Pobres niños, a veces lo pasan muy mal... necesitan saberse integrados en un grupo. :)
    Buena semana

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, todos lo necesitamos, también los mayores ;-)

    Gracias por comentar. Buena semana para ti también.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Es precioso el cuento, la verdad es que no es difícil como niña caer en eso, para no ser invisible o para que dejen de mirar esas gafas...

    Precioso, de verdad. Me ha recordado en cierto modo a mi :)


    besos

    www.mamitadelsur.com
    Te invito a pasar por mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, me alegro que te haya gustado y que te haya recordado a tí ;-)

      Un beso

      Eliminar
  13. Qué pena los niños que no son aceptados por los demás, ¿verdad? Pero el cuento es bien bonito. Y por cierto, ¡yo voto también por el nombre de aviones comunes para los pájaros! Me parece fantástico :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Almudena, sí que es una pena. Me alegro de que te guste el cuento. El nombre de avión común es una especie de pájaro de verdad y a mí también me parece bonito, con a la niña del cuento.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  14. Que buena forma de desviar el tema y centrar la atención en otra parte. A mi en el cole me llamaban gafotas, y había que buscar alternativas, así que, que los pájaros entren a jugar, me parece buenísima idea.

    ResponderEliminar
  15. Sí, es verdad, es como leer lo que un niño hubiera escrito, me encantó.

    ResponderEliminar

Me encanta que leas mi blog y si encima vas y me dejas un pequeño comentario me haces la mar de feliz ¡Mil gracias!